Es la eliminación del pelo no deseado mediante luz.

Se basa en el principio de la fototermólisis selectiva, para lo cual empleamos fuentes de luz cuyas longitudes de onda:

    Pertenecen al infrarrojo (aportan calor)
    Por su longitud de onda, solo pueden depositar ese calor en determinadas estructuras (cromóforos), sin hacer daño térmico a las estructuras adyacentes.

Para eliminar el pelo de una forma definitiva, hay que eliminar a las células germinativas que lo producen.

Esas células no tienen cromóforo (melanina), pero sí los pelos, de manera que estos son los que conducen la energía lumínico-calorífica hasta las células germinativas.

El resultado de este proceso va a depender de la fase de crecimiento en la que se encuentre cada pelo:

    Anágena: destruiremos las células pues el folículo está muy próximo a ellas y les llega todo el calor transmitido. Los pelos no volverán a crecer.
    Catágena: solo lesionaremos las células, cuyos pelos se encuentren en esta fase, pues solo llega hasta ellas parte del calor transmitido. Los pelos crecerán más finos y más lentamente.
    Telógena: no llegará calor a las células y los pelos crecerán igual que antes.

Por tanto, por tanto, la depilación médica láser conseguirá eliminar el pelo progresivamente, después de varias sesiones. En cada sesión se eliminarán las células de los pelos que se encuentren en ese momento en fase Anágena.

Existen dos tipos de fuentes de luz:

    IPL, acrónimo de Luz Pulsada Intensa: se emiten varias longitudes de onda simultáneamente y se utilizan filtros para seleccionar aquellas que más nos interesan.
    LASER, acrónimo de Light Amplification by Stimulated Emission of Radiation o Amplificación de Luz por Emisión Estimulada: se emite una sola longitud de onda y todas las ondas que componen el haz de luz tiene la misma morfología (longitud de onda), van en la misma dirección y son sincrónicas (dicha morfología coincide en el espacio-tiempo) de manera que depositan toda su energía en el mismo punto y al mismo tiempo.

Con el láser conseguimos más precisión y estamos más cerca del principio de la fototermólisis selectiva.

JoomShaper