Si bien la sudoración es un mecanismo de termorregulación corporal, un exceso de sudoración supone con frecuencia un problema social para el que la padece.

En LMD Centro Médico Estético, disponemos de las soluciones más eficaces para tratar la hiperhidrosis.

La hiperhidrosis es un exceso de sudoración que se localiza generalmente en axilas, palmas de las manos y plantas de los pies. A veces puede darse en otras zonas del cuerpo como la cabeza y el rostro.

La hiperhidrosis requiere siempre una valoración previa, pues, aunque con frecuencia es primaria y de causa desconocida, puede ser el síntoma de una enfermedad.

Su tratamiento se orientará en función de las características personales y el grado de hiperhidrosis.

Tratamiento local: Clorato de Aluminio

Se usa en altas concentraciones. Puede producir irritación cutánea.

Tratamiento oral: Anticolinérgicos

Pueden presentar efectos secundarios como trastornos de la visión, aumento de la presión intraocular (PIO), retención urinaria o sequedad de boca (útil cuando hay una hipersalivación).

Botox

El Botox es en la actualidad una de las soluciones más avanzadas para la Hiperhidrosis de las axilas.

La toxina botulínica, El BOTOX® es una neurotoxina que, inyectada intradérmicamente, bloquea la liberación de acetilcolina en los nervios simpáticos que inervan las glándulas ecrinas sudoríparas inhibiendo la producción de sudor. Es la única solución médica para eliminar el exceso de actividad de las glándulas sudoríparas reduciendo significativamente, de forma temporal, el sudor en la zona tratada.

Tras valorar si hay indicación de este tratamiento, se realiza una prueba para delimitar la zona de sudoración, para poder aplicar el producto en todas las zonas donde se produzca el exceso de sudoración.

Tratamiento

Consiste en aplicar el botox en pequeñas dosis mediante microinyecciones, con agujas muy finas, en los puntos previamente definidos.

No requiere anestesia. El tratamiento es prácticamente indoloro.

Tras el tratamiento, de unos 30 minutos de duración, puede incorporarse a su actividad habitual de forma inmediata.

Solo deberá evitar el ejercicio, la sauna o el consumo de alcohol en las horas siguientes.

Resultados

Está demostrado que cerca del 90% de los pacientes después de una única sesión suda mucho menos o nada.

La disminución del sudor empieza a notarse al cabo de dos o tres días de manera progresiva.

En el caso de la hipersudoración axilar, la duración media del efecto es de unos siete meses, pudiendo llegar hasta el año.

En general, suele hacerse una sesión al año, cuando empieza el calor, antes del verano, en abril o mayo y cesa su acción en octubre o noviembre. Se repite cada año en las mismas fechas.

En casos más severos puede repetirse hasta dos o tres veces al año.

Es un tratamiento bien tolerado, seguro y de gran eficacia que mejora la calidad de vida del paciente.

Contraindicaciones

Embarazo, lactancia y enfermedades neuromusculares

miraDry (microondas)

Indicado para el tratamiento de la hiperhidrosis axilar primaria (autorizado por la FDA de Estados Unidos en 2011) utiliza la tecnología de microondas no invasiva que preferentemente se dirigen a la zona de la piel donde se localizan las glándulas sudoríparas, produciendo una termólisis localizada de estas, consiguiendo una reducción del sudor de forma permanente de un 82%, en más de un 90% de los pacientes.

El tratamiento con microondas se ha demostrado que es seguro y eficaz en más de 6000 procedimientos hasta la fecha.

miraDry fue también aprobado por la FDA en 2015 para eliminar permanentemente el vello de las axilas de todos los colores, así como las glándulas de olor (que son de un tipo diferente de las glándulas sudoríparas); por lo que es el primer dispositivo aprobado por la FDA disponible para detener el crecimiento del sudor de las axilas y el vello no deseado y al mismo tiempo la eliminación de las glándulas que producen olores.

Se encuentran en desarrollo su aplicación para la sudoración de manos y pies.

El procedimiento miraDry se realiza en el consultorio del médico y por lo general dura una hora. Puede ser necesaria anestesia local antes de iniciar el tratamiento. Los pacientes suelen experimentar poca o ninguna molestia durante el procedimiento, y por lo general puede reanudar la actividad normal inmediatamente y el ejercicio en pocos días.

Los efectos secundarios comunes y menores de miraDry incluyen hinchazón debajo del brazo, enrojecimiento y sensibilidad que dura varios días. Puede aparecer entumecimiento y hormigueo en la parte superior del brazo o en la axila y pueden durar alrededor de 5 semanas.

Después de dos tratamientos, el sudor se reduce un 82%. Algunos pacientes podrían necesitar un tercer tratamiento, previa detección del origen de la sudoración restante, siendo así esta sesión más específica.

Simpatectomía torácica endoscópica

Es una operación quirúrgica que se realiza con anestesia general.

Para llevarla a cabo es necesario practicar un Neumotórax artificial que consiste en meter aire en los pulmones para que estos se eleven y se despeguen de los ganglios nerviosos.

El cirujano practica dos incisiones en cada una de las axilas por donde introduce una cámara de video y un bisturí para cortar los ganglios T responsables de la excesiva sudoración.

El procedimiento tiene una duración de una hora más o menos.

Se reserva para casos graves; en aquellos de hiperhidrosis que no han respondido a otras opciones de tratamiento.

Se considera el último recurso, ya que con frecuencia provoca sudoraciones graves, irreversibles en otras zonas del organismo. La cirugía de ETS no se recomienda generalmente por sus efectos secundarios.

JoomShaper