Uno de los signos más precoces del paso del tiempo, son las arrugas finas de la cara.

El paso del tiempo va determinando una reducción de los procesos auto regenerativos celulares, y una disminución de la capacidad de dichas células de producir fundamentalmente colágeno y elastina.

La pérdida de elasticidad que ello determina junto con la tracción mecánica continua que ejercen las fibras de algunos músculos que se insertan en la piel, determina su aparición progresiva.

En LMD Centro Médico Estético, disponemos de varios tratamientos para eliminarlas.

Primero revitalizamos la piel, mediante Mesorich y el MNS o Láser Erbio-Yag Pixel y después, dependiendo del caso podemos disminuir la tracción de las fibras musculares sobre la piel con Mesobotox.

Los resultados son espectaculares.

JoomShaper