Laser_Diodo_Vascular3 Laser-Elite

Los láseres supusieron una revolución en el tratamiento de los problemas vasculares. Se diseñaron para que su longitud de onda fuera absorbida casi exclusivamente por la hemoglobina (cromóforo diana), componente de los glóbulos rojos y, por tanto, de la sangre.

Pertenecen al espectro del infrarrojo, y su energía la emiten en forma de calor, pero absorbido por las estructuras vasculares. Queman el interior del vaso y provocan una reacción cicatricial fibrótica con cierre de dichas estructuras vasculares.

Por tanto, su uso es aplicable múltiples problemas vasculares. Lesiones habitualmente de carácter benigno que con frecuencia son antiestéticas: desde los puntos rubí, angioma estelar papular, pequeño angioma labial, cuperosis, arañas vasculares, telangiectasias que aparecen en la cara o en miembros inferiores en el entorno de una insuficiencia venosa, angiomas venosos, angiomas planos, lagos venosos o manchas venosas rojas o azules, angiomas tuberosos, hemangiomas en cualquier parte del organismo.

Para todo ello usaremos dos tipos de laser:

    MULTIDIODE ENDO™ LASER 980 Intermedic: laser Diodo con longitud de onda de 980 nm. Indicaciones:
      Su uso específico es el tratamiento endovenoso de los troncos venosos insuficientes introduciendo una fibra en el interior de los mismos y aplicando in situ la energía. Dichos grandes vasos no son abordables a través de la piel.
      Para el tratamiento percutáneo (a través de la piel) de vasos finos, que requieran un trabajo de precisión, como algunos de los mencionados, sobre todo en la cara.
    ELITE CYNOSURE: laser Neodimio Yag con longitud de onda de 1064 nm. Indicaciones:
      Con spots más grandes permite el tratamiento de lesiones que abarcan áreas mayores. En general lo usamos con más frecuencia para el tratamiento de lesiones venosas superficiales de mayor calibre, de los miembros inferiores asociadas a varices.

La duración de un tratamiento con láser vascular, oscila desde 5 a 45 minutos, dependiendo del tipo de lesión.

El número de sesiones requeridas, depende del tipo de lesión y de su extensión. En lesiones pequeñas, bastan unos disparos y pocos minutos para su solución definitiva en una sola sesión.

Los vasos de miembros inferiores suelen requerir de 2 a 3 sesiones en la misma zona, espaciadas un mes.

Siempre usamos aire frío proyectado sobre la piel para reducir la sensación de molestia en el momento del disparo láser, y en ocasiones, cuando las sesiones son más largas, ponemos una crema anestésica una hora antes.

Algunas lesiones vasculares tratables con láser vascular.

anigiomaLaser_Vascular4 TelangiectasiaLaser_Vascular3
JoomShaper