Llamamos piel fotoenvejecida a la piel afectada por el proceso de envejecimiento y que acumula, además, las manifestaciones de los daños producidos por un mayor grado de exposición solar.

Los tipos de piel más claros son más sensibles al daño de la radiación lumínica.

En términos médicos se llama elastosis y hay varios grados: Clasificación de Glogau.

Grupo I leve (por lo general 28 a 35 años)
Pequeñas arrugas finas.
Cambios pigmentarios pequeños

Grupo II moderado (comúnmente de 35 a 55 años)
Empiezan a aparecer finas arrugas paralelas a las líneas de la sonrisa.
Lentigos seniles tempranos visibles. Queratosis actínica temprana

Grupo III avanzado (por lo regular de 55 a 75 años)
Arrugas reposo muscular, siempre visibles.
Discromía evidente y telangiectasias. Queratosis visibles.

Grupo IV intenso (por lo común de 75 años en adelante)
“Sólo arrugas". Piel arrugada, no hay piel normal; gran cantidad de cutis laxo de origen actínico, gravitacional y dinámico. Aparecen queratosis actínicas y puede presentarse cáncer de piel.

En general, los signos clínicos asociados al fotoenvejecimiento son:

    Perdida de luminosidad.
    Cambios en la textura de la piel como apariencia rugosa de la piel.
    Presencia de arrugas en movimiento y más tarde estáticas.
    Cambios pigmentarios como hiperpigmentación, lentigos, hipopigmentación o color amarillo de la piel.
    Manchas vasculares.
    Laxitud de la piel,
    Lesiones cutáneas asociadas como queratosis actínicas, y carcinomas de piel.

En LMD Centro Médico Estético, siempre aconsejamos en primer lugar la prevención. Reducir la exposición solar y la fotoprotección.

Además, podemos mejorar sensiblemente las condiciones de la piel fotoenvejecida, eliminando las capas superiores mediante peelings o CO2 Multiscane. , y estimulando con Mesorich MNS., la actividad de las células que producen los materiales que dan estructura a la piel, elasticidad y crean las condiciones adecuadas para la homeostasis celular (colágeno, elastina y hialurónico).

La flacidez, por desplazamiento del tejido subcutáneo, podemos tratarla, según el caso con hilos de tracción.,

JoomShaper