Rinomodelación-nariz

La Rinomodelación es una sencilla intervención que permite, en menos de 30 minutos y sin pasar por el quirófano, disimular defectos de la nariz, más visibles en la proyección de perfil, como son la punta de la nariz caída, elevándola sutilmente, o corregir los desniveles del dorso nasal en su zona media, mediante un perfilado de esta.

De esta manera obtendremos un perfil más armónico y estético.

El procedimiento consiste en, tras aplicar anestesia local, introducir de forma adecuada en puntos estratégicos, un material de relleno como el ácido hialurónico o hidroxiapatita cálcica (Radiesse).

El sistema permite el alta inmediata sin interrupción de la rutina diaria.

Con el ácido hialurónico, la corrección puede durar más de 12 meses. Con la hidroxiapatita cálcica podemos prolongar el resultado.

Corrección - Elevación del Mentón

La falta de proyección de la mandíbula hacia delante afecta la armonía de nuestro perfil. Un mentón pequeño y retraído puede provocar que la nariz parezca más prominente, y resaltar más una papada.

Como en el caso de la Rinomodelación, aunque el tratamiento puede ser quirúrgico, podemos evitar el paso por el quirófano, mediante la remodelación del mentón rellenando con ácido hialurónico de alta densidad, obteniendo resultados excelentes con un perfil facial más definido, en una sola sesión y resultados naturales desde el primer día.

Puede durar la remodelación hasta 18 meses.

Estos tratamientos son realizables a cualquier edad.

JoomShaper