Consiste en la aplicación mediante mesoterapia de una solución constituida por principios activos con acción tensora, el Silicio o / y DMAE

Silicio.

Mesorich

Los átomos de silicio son necesarios para mantener unidas las moléculas que forman el ácido hialurónico y el colágeno, componentes fundamentales de la piel, lo que le hace imprescindible para mantener su estructura, y para que pueda recuperar su grosor, elasticidad y tersura.

En el organismo: está presente en numerosos tejidos del cuerpo como hueso, músculo o la misma piel.

En la naturaleza: constituye el 28% de la corteza terrestre en forma de dióxido de silicio y silicatos. Más del 40% de los minerales contiene silicio. Nos proveemos de él a través de vegetales de hoja verde y los cereales, que absorben el silicio inorgánico y lo transforman en silicio orgánico.

Agencia Española del Medicamento aprobó las inyecciones de silicio orgánico para uso médico-estético, tras años de uso en resto de Europa.

 

DMAE

El Dimetilaminoetanol (DMAE) es una molécula análoga a la colina, precursor de la acetilcolina. Se piensa que actúa bloqueando parcialmente los receptores de acetilcolina en la placa motora, por lo que relaja la contractibilidad muscular de las fibras musculares que se insertan en la piel, reduciendo simultáneamente la contracción de la sustancia intercelular (colágeno, hialurónico), facilitando así, temporalmente, la disminución de las arrugas finas.

Indicaciones

Para prevenir la flacidez, solo silicio, con una sesión mensual de mantenimiento.

Para tratar procesos de envejecimiento ya iniciados, combinado con DMAE, o con otros procedimientos, inicialmente una sesión semanal durante un mes. Posteriormente, dos sesiones mensuales, para finalizar con una sesión mensual de “mantenimiento”.

JoomShaper